Siete inversiones que darán vida a tu pyme

Siete inversiones que darán vida a tu pyme

Según registran las estadísticas, el  80% de las pymes fracasa antes de cumplir cinco años de actividad  y tan solo un 10% sobrevive más allá de una década, y es que como dijo Amancio Ortega “Hay que crecer para sobrevivir”.  

Hoy en día son pocas las pymes que pueden tener acceso a financiación interna y generar crecimiento orgánico, pero esto no quiere decir que haya que dejar pasar las oportunidades que ofrece el mercado. Gracias al creciente y desarrollo de la financiación alternativa, las empresas pueden optar a tipos de financiamiento flexible, rápidos y adaptados a sus preferencias. Y financiación significa opciones de crecer.

La empresa financiera resume en un informe las 7 maneras de evitar que tu negocio se estanque. En función de tu empresa, y siempre bajo un estudio previo, invertir en alguna de las siguientes estrategias puede conseguir que tu empresa crezca y desarrolle la suficiente competitividad como para permanecer en el mercado.

Exportar​

Disponer de  otro canal para distribuir nuestro producto ­aparte de la todavía restringida demanda interna puede significar el apoyo para pasar la barrera de los diez años.

Exportar diversifica riesgos, reduce costes unitarios o incluso aumenta el ciclo de vida de un producto. Los datos apoyan que las pequeñas y medianas empresas crecen 20% más y reducen el riesgo de fracaso hasta un 9% cuando sus ventas traspasan  fronteras, un dato nada despreciable.

Contrata “​expatriados” ​

Lo cierto es que la crisis golpeó con más firmeza el mercado de trabajo que en cualquier otro sector y forzó a mucha gente cualificada a tener que buscar trabajo en el extranjero. Muchas de estas personas han aprovechado este tiempo para formarse y coger experiencia en mercados  industriales como el alemán, o financieros como el Reino Unido, armando currículums políglotas y cargados de madurez profesional.

Si es verdad que en estos países los sueldos suelen ser más elevados, la nostalgia y la satisfacción de trabajar en tu lugar de origen pueden ser igual o incluso ofertas más atrayentes. Para una pyme contar con este tipo de trabajadores sería una gran ventaja.

Tecnología

Adquirir máquinas, dispositivos o programas punteros que nos distancien de nuestros competidores es, llegados cierto punto, necesario para casi todo tipo de empresas. Pongamos un claro ejemplo. El rápido y reciente incremento del acceso a Internet desde smartphones, el cual en 2009 se situaba en tan solo un 0,7% del total y que en 2015 ya representa un 33% de todas las visitas a la web. Tal vez es hora de desarrollar una App para tu negocio o utilizar sistemas tecnológicos que apunten a la productividad y eficiencia de la empresa.

Campañas estacionales

Si algo debe saber un empresario, es aprovechar los momentos. Hacer una inversión en el período clave del año, puede reportarte los beneficios suficientes para cubrir muchos otros costes. Tras un análisis y estimación precisos ­por supuesto dependiendo de las características de tu producto­, un incremento en producción e inventario antes del verano, la Navidad o incluso San Valentín pueden hacer tu año.

Campaña de marketing​

Captar financiación para dar a conocer tu empresa no es mala idea. El problema de muchas pymes radica en que sus usuarios o clientes potenciales no llegan nunca a encontrar los servicios de las mismas, incluso cuando lo necesitan. Esta faceta marca la gran diferencia entre las pymes y las empresas grandes, y co un plan bien organizado y con las herramientas adecuadas, se puede quitar mercado a las grandes.

Entrena a tu equipo

Una estrategia por desgracia no tan común, pero tampoco falta de motivos, es invertir recursos financieros en el desarrollo de tu equipo. Renovarse o morir. Que tu equipo esté al día de las últimas mejoras en tecnología y conozca el día a día de tu mercado al detalle tiene una importancia primordial. Cojamos como ejemplo SEO, el motor de búsqueda de los navegadores. Las preferencias de Google son totalmente dinámicas y lo que era imprescindible hace unos años, puede hoy quitarnos fácilmente posiciones en el ranking.

El conocimiento de tus empleados es el motor de tu empresa. Si bien esta estrategia ha de tomarse más a largo plazo, no debemos dejarla para “más tarde”.  ​

Une tus fuerzas

A veces, nuestros enemigos pueden ser nuestros mejores aliados. Todavía lejos de economías como Estados Unidos o China, donde miles de empresas crecen a golpe de ​fusión, adquisición, joint­venture, ​etc. las pymes deben considerar esta opción.

No sólo las empresas de gran tamaño pueden llevarlo a cabo. Optimizar nuestra actividad uniendo, comprando o simplemente pactando con empresas del sector o competidores requiere la utilización de ciertos recursos pero el éxito de esta estrategia registra una alta tasa de retorno en la inversión. Si se consiguen crear sinergias y se sigue un proceso bien articulado y formalizado, estamos ante una de las mejores y más rápidas formas de crecer y ganar poder de mercado.

Síguenos en:

Soluciones