“4 debilidades a tener en cuenta al seleccionar un Sistema de Punto de Venta que pueden destruir tu negocio”

“4 debilidades a tener en cuenta al seleccionar un Sistema de Punto de Venta que pueden destruir tu negocio”

Los clientes conectados digitalmente de hoy esperan un servicio más flexible y conectado en las tiendas, y los retailer deben asegurarse de que puedan ofrecer. La tecnología adecuada puede ayudarlo a brindarles a los clientes lo que buscan, y, a la inversa, la tecnología incorrecta puede socavar todos sus esfuerzos. Aquí hay 4 formas en que un sistema de Punto de Venta (POS) incorrecto puede dañar su negocio, y nuestros consejos sobre cómo evitar errores, y elegir un sistema que respalde el crecimiento del negocio.

1. Sin movilidad, sin venta

Un sistema POS que no incluye la opción de ejecutar POS móvil (mPOS) puede literalmente detener las ventas. Los clientes están acostumbrados a tener acceso a información, productos y servicios a su alcance. No tienen que esperar en la fila para obtener lo que quieren cuando usan sus teléfonos inteligentes, y no esperan tener que hacerlo en la tienda. Frente a una cola, muchos simplemente se irán.

Elegir una solución mPOS independiente puede ser un error tan malo. Si los dispositivos en las manos de su personal no pueden hacer todo lo que puede hacer el POS estacionario, terminarán en la caja con otro cliente frustrado.

La solución:

Asegúrese de que su TPV incluya la opción de ejecutar mPOS y de que el sistema esté integrado, para que su TPV móvil y estacionario funcionen perfectamente juntos. Cuando su mPOS puede manejar pagos, promociones, conocimiento del producto e información de inventario actualizada, el personal puede realizar toda la transacción donde lo desee el cliente. Pueden brindar un servicio más rápido y eficiente que mejora la experiencia de compra, garantizando colas mínimas y la máxima comodidad.

2. El POS carece de un toque personal

La personalización es cada vez más importante para los compradores que esperan ser reconocidos como individuos, recibir recomendaciones basadas en sus intereses y ser recompensados ​​por su lealtad. Puede tener una gran cantidad de datos sobre sus clientes, pero si su TPV no está integrado con otros sistemas, entonces no puede compartir esa información con el personal de ventas. Y sin esa idea, sus empleados no podrán brindar la experiencia personalizada que sus clientes esperan.

La solución:

Elija un TPV que pueda reunir información sobre la actividad del cliente en diferentes canales y brinde información que permita al personal tener una conversación informada con el cliente. Asegúrese de que el sistema le dé fácil acceso a la información relevante, incluidas las compras pasadas, los puntos de fidelidad, las preferencias y los intereses. La venta sugestiva, habilitada por potentes motores de búsqueda y aprendizaje automatizado de máquinas, puede aumentar la canasta de ventas con sugerencias adaptadas a los hábitos de compra del cliente en el punto de venta.

 3. El sistema reduce la velocidad de su personal

Una interfaz de POS rígida puede obstaculizar su productividad. Si el sistema POS no se ajusta a sus flujos de trabajo y es difícil de personalizar, puede terminar pasando demasiado tiempo entrenando a su personal sobre cómo usar el sistema. El tiempo que su personal desperdicia tratando de entender en qué se supone que debe hacer clic para buscar en el inventario o canjear puntos de recompensa de lealtad, es el mejor momento para dedicarlo a completar las ventas y atender a los clientes.

La solución:

Elija un sistema POS que pueda personalizar fácilmente para adaptarse al modo en que trabaja su gente, dándoles acceso a todas las herramientas y la información que necesitan. Utilice la asistencia basada en roles para controlar quién tiene acceso a qué, y proporcione menús y accesos directos inteligentes que les permitan continuar con el trabajo.

4. Los pagos son un dolor

El procesamiento de los pagos puede ser esencial para la venta retailer, pero muchos sistemas POS pueden hacerle pensar lo contrario. Una cantidad sorprendente de sistemas no admite nuevos tipos de pago, como monederos móviles o tarjetas sin contacto, e incluso realiza un trabajo pesado de procesamiento de tarjetas de regalo, puntos de fidelidad y códigos promocionales, y mucho menos una combinación de métodos de pago. Esto lleva a colas, frustraciones y errores que pueden minar la confianza en su marca.

La solución:

Asegúrese de que sus clientes puedan pagar de la manera que deseen sin problemas. Elija un sistema que le permita agregar nuevos métodos de pago fácilmente y que le facilite al personal aceptar esos pagos, haciendo todos los cálculos pertinentes para minimizar los errores y maximizar la eficiencia.

Síguenos en:

Soluciones